Comunicación y consulta a las partes interesadas

ISO 31000

gestion_riesgo_iso31000
La primera de las fases establecidas en la norma internacional ISO 31000 para iniciar un proceso de gestión del riesgo integral es la de iniciar un sistema de comunicación y consulta a todas las partes interesadas.

La participación de las partes interesadas en el proceso de gestión de riesgos nos ayudará a:

  • Desarrollar un plan de comunicación efectivo.
  • Definir el contexto de forma apropiada.
  • Asegurar que los intereses de las partes interesadas sean entendidos y tenidos en cuenta.
  • Reunir a diferentes áreas de para identificar y analizar de riesgos.
  • Asegurar que los diferentes puntos de vista sean incluidos en la evaluación de riesgos.
  • Garantizar que la mayoría de los riesgos sean identificados.
  • Asegurar el respaldo y el apoyo a nuestro plan de tratamiento.

Por último, la ISO 31000 recomienda que las partes interesadas contribuyan durante todo el proceso y a lo largo del tiempo para que éste sea eficaz.

Posted in: